IR A LA WEB DE SEDUS

Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

El problema de las oficinas poco eficientes tiene solución, según un estudio de Gensler

Según un reciente estudio de la firma global de arquitectura Gensler, 13 millones de empleados alemanes trabajan en oficinas poco eficientes, espacios compartidos y grupales mal diseñados que suponen un obstáculo para la innovación y la colaboración en las empresas. A pesar de que Alemania sigue siendo sin duda uno de los países más innovadores del mundo, el Workplace Survey 2019 de Gensler ha dictaminado que los espacios de trabajo en Alemania tienen una puntuación media de rendimiento más baja que los de Reino Unido, EE. UU., Oriente Medio, Asia y Latinoamérica. Para el 73% de los empleados alemanes, esto es resultado directo del mal diseño de las oficinas. Las oficinas alemanas necesitan transformarse y los empleados reclaman espacios más abiertos y colaborativos que den prioridad al bienestar para impulsar la innovación y la productividad.

Gensler halló una relación directa entre la calidad y funcionalidad de los espacios de trabajo en Alemania y el nivel de innovación que los empleados atribuyen a su organización, así como su satisfacción general y la probabilidad de que recomienden su empresa a otros. De hecho, los empleados que trabajan en oficinas bien diseñadas y equilibradas (aquellas que priorizan eficazmente tanto el trabajo concentrado como la colaboración) están un 19% más satisfechos con su trabajo que los empleados que trabajan en oficinas mal diseñadas. Además, tienen una mayor sensación de pertenencia (19%), comunidad (23%) y facilidad de contacto con la gente (16%), factores todos que contribuyen a mejorar la colaboración.

Además, el estudio también reveló algo aún más relevante: los alemanes dedican más tiempo al aprendizaje y la socialización que sus pares del resto del mundo (casi el doble de lo que los trabajadores de Estados Unidos y Reino Unido indicaban en la encuesta), un comportamiento directamente asociado a trabajadores de alto rendimiento e innovadores. Sin embargo, el espacio de trabajo alemán es menos eficaz a la hora de sustentar estas actividades, lo que a su vez ahoga el espíritu innovador de Alemania.

Innovación mediante el diseño

El 52% de los alemanes preferirían trabajar en una oficina diáfana con ciertas opciones de privacidad; sin embargo, tres cuartas partes de los encuestados por Gensler trabajan actualmente en oficinas clásicas. Aunque las oficinas compartidas deberían, en la práctica, ofrecer lo mejor de ambos mundos, una mezcla de oficina diáfana y despachos privados, el diseño actual no se adapta a tareas y prácticas específicas, estando más de un tercio de los empleados obligados a trabajar en el mismo lugar durante todo el día. Esta falta de opciones se traduce en que solo el 24% de los encuestados se sienten con energía al final del día.

Los lugares de trabajo eficaces deben sustentar tanto las necesidades personales como las del equipo en general, por lo que las empresas que adoptan una estrategia abierta deben ofrecer un entorno equilibrado de espacios para el trabajo concentrado y para la colaboración que prioricen el bienestar, siendo este último un factor clave para el 47% de los encuestados. Las cinco recomendaciones de Gensler basadas en los resultados del estudio son las siguientes:

  • Ir más allá de la oficina grupal para crear un nuevo tipo de espacio abierto mejorado;
  • Invertir en atributos específicos que hagan que las oficinas diáfanas funcionen, como la reducción del ruido, la mejora de la distribución y un mejor acceso a las personas;
  • Crear un ecosistema dinámico y multimodal en el espacio de trabajo que promueva las relaciones y la colaboración;
  • Invertir en la última tecnología de colaboración virtual, ya que los alemanes dedican más tiempo a colaborar virtualmente que cualquiera de sus pares en todo el mundo;
  • Establecer una estrategia holística que haga hincapié en el bienestar físico y psicológico con el fin de fomentar la innovación y la productividad, redefiniendo el sentido y el propósito del trabajo.

Philip Tidd, Jefe de Consultoría para Europa y Director de Gensler en Alemania, comenta: «Alemania tiene una oportunidad única para aprovechar lo mejor de los diseños de oficinas compartidas, grupales y abiertas para crear su propio futuro. Nosotros, junto con el resto de la comunidad de diseño, necesitamos apoyar a nuestros clientes y asesorarles sobre cómo crear este entorno de trabajo más dinámico y multimodal que refleje mejor las necesidades de sus empleados, al tiempo que impulsa la colaboración y la productividad. Con 13 millones de empleados trabajando en oficinas de bajo rendimiento, esto es algo que simplemente no podemos ignorar si queremos que Alemania siga a la vanguardia de la innovación a nivel mundial».