IR A LA WEB DE SEDUS

Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

La solución al gran reto del sedentarismo en la oficina

Sentarse se ha convertido en los últimos años casi en un estigma, entre otros, por la idea ampliamente difundida de que «sentarse es el nuevo fumar». Si bien es cierto que siempre es bienvenido un nuevo enfoque sobre los vínculos entre la oficina y el bienestar, lo cierto es que ya hace mucho tiempo que somos conscientes de los problemas que acarrea estar sentados quietos.

Sin embargo, también se podría argumentar que el tema se había anquilosado, en parte debido a las directrices oficiales sobre ergonomía establecidas en la normativa sobre equipos de pantallas de visualización. Aunque todavía son útiles, describen principalmente una forma de trabajo: el trabajo con un PC en una mesa. Esto no ha ido a la par con los cambios en la forma en que trabajamos y los dispositivos que utilizamos, así como con nuestra mayor concienciación sobre el bienestar y el papel del diseño del espacio de trabajo.

La idea de que sentarse es el nuevo fumar se ha convertido en un eslogan, lo que significa inevitablemente que descarta una gran cantidad de matices necesarios para un tema tan complejo.

Es una pena. La formulación concreta parece haber aparecido primero como titular de un artículo del Harvard Business Review de enero de 2013 y una posterior Ted Talk de Nilofer Merchant. Si se atiende a lo que dice, lo que queda claro es que se trata de una visión informada, mesurada y matizada de la necesidad de ocuparnos del hecho de que pasamos demasiado tiempo en reuniones y mirando fijamente a los ordenadores y otros dispositivos.

Nos dice que necesitamos sentarnos menos y movernos y variar nuestra postura mucho más, no que sentarse sea algo malo per se. Tiene razón y lo sabemos desde hace mucho tiempo.

La magnitud del problema

La magnitud del problema, al menos en el Reino Unido, se revela en un importante estudio publicado en el Journal of Epidemiology and Community Health, que afirma que la vida sedentaria en la oficina, es decir, permanecer sentado en posturas estáticas durante al menos seis horas al día, contribuye a que decenas de miles de personas mueran cada año.

Los investigadores realizaron un metaanálisis de los mayores riesgos de enfermedad cardíaca, diabetes y cáncer asociados con períodos prolongados de inactividad. Afirman que alrededor de un tercio de los adultos británicos pasan más de seis horas sentados cada día. Su conclusión es que casi 70.000 muertes al año en Reino Unido (más de una de cada diez muertes en total) podrían atribuirse en cierto modo a comportamientos sedentarios.

La buena noticia es que tienen algunos consejos sobre cómo abordar este problema, tanto en términos de comportamiento como de diseño de la oficina. Concluyen que se debe animar a los trabajadores de oficina a que se pongan de pie cada hora y pasen tiempo caminando para compensar los efectos del rato que han pasado en una postura fija. Los empleadores deben permitir descansos y abordar el hecho de que, en general, el trabajo de oficina sedentario es un riesgo importante para la salud.

Leonie Heron, de la Queen’s University de Belfast, autora principal del estudio, afirma que la investigación «significa que, incluso si se cumplen los niveles recomendados de actividad, se corre un mayor riesgo de padecer alguna de estas afecciones si se pasa mucho tiempo sentado durante el día. No obstante, si se es activo, se atenuará ese riesgo».

«Se debe aplicar un poco de estrés al cuerpo para mantener sano el corazón y el sistema completo», explica Heron. «Este estudio sugiere que el modo en que se estructuran nuestras vidas laborales es malo para nuestra salud. Se puede atenuar ese riesgo siendo más activo en el tiempo libre, pero es algo que los empleadores deben abordar. Tal vez deberían ofrecer la posibilidad de que los empleados estén activos durante el día, asegurándose quizás de que la gente se mueva cada hora u ofrecer opciones durante el almuerzo y los descansos para el café».

Una solución polifacética

Por lo tanto, lo importante es que nos acordemos de movernos más. En parte se trata de una cuestión de diseño de producto, de ahí el aumento de la presencia de sillas altas y el creciente número de sillas que ahora promueven el «asiento dinámico» o alguna otra variante de este término.

Pero también es una cuestión de gestión y de conducta porque, además de sentarse en una silla que nos permita o anime a cambiar de postura, también debemos recordar (y ser animados) a levantarnos y movernos con regularidad. Debe integrarse en la cultura de la empresa y convertirse en parte de la rutina diaria de todos.

Las nuevas metodologías de diseño del espacio de trabajo pueden desempeñar un papel clave en la enfatización de esta cultura y también en la integración del movimiento en las rutinas diarias de las personas. Quizás podríamos buscar en las escuelas y universidades modelos de cómo funciona esto: no en vano, los estudiantes se mueven a cada hora a diferentes partes de un edificio para trabajar de manera diferente y con diferentes personas y para relajarse y jugar. Asimismo, un modelo de trabajo basado en la actividad también puede integrar el movimiento en las rutinas diarias de los empleados que, de otro modo, podrían verse arrastrados a la adopción de malos hábitos.

Promover el bienestar y animar a la gente a moverse es una cuestión que depende de todo el espacio de trabajo, no solo de la estación de trabajo. Se trata de conocimiento, cultura y variedad, sobre todo cuando se trata de trabajar con tecnología moderna. No solo tenemos que formar a las personas para que comprendan la importancia de utilizar la tecnología de la forma más adecuada, sino que también tenemos que animarles a que desarrollen buenos hábitos en el lugar de trabajo.

Esto ofrece la doble ventaja de «sacar» a los vagos de los asientos y fomentar los encuentros informales entre colegas. Pero lo más importante en este sentido es una cultura que entienda las complejidades del bienestar y que logre un equilibrio adecuado entre los momentos en que debemos sentarnos a trabajar y aquellos en los que no lo hacemos.

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]