IR A LA WEB DE SEDUS

Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Y esto, ¿quién lo inventó? Sedus y la ergonomía moderna

El papel de Sedus en la creación de la ergonomía moderna.

Las raíces de nuestro enfoque en una ergonomía para el siglo XXI se hallan en una pequeña ciudad llamada Waldshut, situada en el extremo sur de la Selva Negra, en la orilla norte del Rin, donde este famoso río forma una frontera natural entre Alemania y Suiza. Fue aquí donde, hace noventa años, Sedus dio a conocer al mundo la «Federdreh», la legendaria silla de oficina con columna amortiguadora giratoria y respaldo móvil, considerada en la actualidad el antepasado directo de la silla de oficina de moderna. Un truco que la empresa repetiría 45 años más tarde con la primera silla diseñada para una nueva era de asientos dinámicos.

Ahora estamos acostumbrados a un mundo en el que exigimos la última tecnología en todos los productos y dispositivos que utilizamos. Esperamos que nuestros coches incorporen las tecnologías ABS y ESP, además de airbags y un navegador para ir y volver del trabajo cada día. En su mayor parte, no vemos esta sofisticada tecnología o pasa desapercibida. Ocurre otro tanto con la tecnología y ergonomía de las sillas de nuestra oficina, que nos mantiene cómodos y fomenta nuestro bienestar a lo largo de la jornada laboral. Componentes esenciales, pero que a menudo se dan por sentado.

La historia de estas sofisticadas mecánicas es larga. En 1871, un joven ingeniero llamado Albert Stoll se trasladó de la ciudad de Bad Cannstatt a Waldshut sin saber que estaba a punto de cambiar el mundo y de establecer una dinastía pionera que pasaría a su hijo y a su nieto. Su sueño inicial había sido crear una planta de producción de sillas para cafeterías y mecedoras mediante un proceso de curvado de la madera con agua.

Un año más tarde, creó una segunda empresa en Klingnau (Suiza). En la década de 1890, su trabajo se centró en los asientos de oficina, inicialmente con la creación de una silla de cuatro patas que incorporaba un mecanismo de giro y ajuste de altura mediante una columna con accionamiento roscado.

Su hijo, Albert Stoll II, heredaría más tarde el control de la empresa y continuaría el legado pionero del padre. Proclamó que «la silla es cada vez más importante como herramienta de trabajo» y comenzó a desarrollar intuitivamente sus propias ideas sobre lo que hoy llamaríamos ergonomía, aunque hablamos de una época muy anterior a que se acuñara el término.

En 1926, en la feria de Leipzig, dio a conocer al público por primera vez sus ideas fundamentales. El producto que presentó, el mecanismo patentado «Federdreh», con su columna central giratoria y su respaldo regulable, se considera hoy, con razón, el antecesor de todas las sillas de oficina modernas.

Por supuesto, este no fue el final de la historia. Tres de sus cuatro hijos desempeñaron un papel decisivo en la creación de la moderna industria alemana del mobiliario de oficina, un movimiento que iba a cambiar la forma de pensar en todos los continentes. Albert Stoll III tomó el control de la rama suiza de la empresa, que se convertiría en Giroflex, con sede en Coblenza.

Al mismo tiempo, Christof y Martin Stoll asumieron la responsabilidad conjunta de la empresa con sede en Waldshut, hasta su división en 1958. Christof tomó las riendas de la sede de Waldshut y desarrolló la nueva marca Sedus. Con el mismo afán visionario que sus antepasados, inició una nueva era de éxito comercial para la empresa y fundó, en 1970, un nuevo y amplio centro de investigación y desarrollo.

El enfoque pronto dio sus frutos. En 1973, una nueva generación de diseñadores desarrolló una mecánica que marcaría el comienzo de una nueva era en el diseño de asientos con una ergonomía óptima. Su fruto, la mecánica sincrónica «Similar», es ahora la tecnología estándar en los asientos de oficina de todo el mundo, pero en el momento de su introducción no tenía precedentes ni en su sofisticación ni en su previsión. La mecánica controla la inclinación del asiento y el respaldo de forma que imita los movimientos naturales del cuerpo humano. En la práctica, esto significa que la silla está en contacto constante con el usuario, apoyándolo en cualquier posición en la que esté sentado y evitando así todas las tensiones en partes concretas del cuerpo, como la zona lumbar, que son la causa de tantas molestias, dolores y absentismo.

Pero el enfoque visionario de Christof Stoll no se limitó a los productos de la empresa. Ya en la década de 1950, se interesó activamente por las operaciones de la empresa, incluidas sus credenciales medioambientales. Su mujer, Emma, se encargaba de que los trabajadores recibieran una dieta nutritiva y equilibrada durante la jornada laboral.

Ambos transfirieron su participación en la empresa en 1985 a la Fundación Stoll VITA, sin ánimo de lucro, que tiene entre sus objetivos, entre otros, la mejora de la nutrición. En 1995, la empresa familiar comenzó a operar con su nombre actual, Sedus Stoll AG. En la actualidad, la Fundación trabaja en los edificios originales de la empresa, sede también del Museo Stoll, que alberga una colección de los productos que han marcado la historia de la empresa durante 145 años.

El legado de este trabajo pionero continúa hasta hoy. En el año 2000, Sedus introdujo en el mercado la primera silla con un ángulo de apertura total de más de 40 grados, con la que los usuarios pueden trabajar en una posición casi horizontal. La solución perfecta para quienes trabajan con la tecnología moderna. En 2012, Sedus desarrolló un nuevo concepto de asiento cinético que ahora ha sido patentado sobre la base de seis principios únicos. Parece que la capacidad de innovación de la empresa no tiene límites. En 2016, Sedus añade a sus áreas de negocio el segmento de «Sistemas digitales de gestión del espacio» y, con el traslado a su propia «Sedus Smart Office» en Dogern, añade la venta de sistemas de videoconferencia. Con el amplio programa se:lab, Sedus lanza en 2020 un nuevo segmento de productos que fomenta el trabajo en equipo ágil y creativo.

De este modo, Sedus presta especial atención a las tendencias y cambios actuales en el mundo de la oficina. Los desarrolladores de Sedus son conscientes desde hace tiempo de que los conceptos de interiorismo y el mobiliario de oficina multifuncional tienen un impacto duradero en toda la empresa, en su cultura y en sus procesos de trabajo. La salud de los empleados y la ergonomía son factores de atención especial. Continuará…

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]